Páginas vistas en total

sábado, 31 de julio de 2010

Viernes 2 de julio de 2010 Desde Stirling a Oban

           Aunque nos levantemos a las 7:00 horas, esto no es madrugar ya que llevamos más de dos horas con luz, un buen desayuno continental y a patear. Por un bonito sendero asfaltado nos dirigimos a Stirling, la vegetación cubre la ladera sur de la colina del castillo, un dragón de madera nos recibe en el camino, junto al unicornio y el perro personajes de “La Historia Interminable”, unas fotos para recordar el paso. Enseguida entramos en la ciudad, nuestra intención es visitar el castillo, pasamos por la “Old town jail”, aunque de largo, pero no ante la iglesia de Holly Rude que merece la pena echarle un vistazo y al cementerio viejo situado junto a ella, un poco más adelante el castillo, pasamos la muralla almenada y entramos en el patio grande del castillo que a la vez es aparcamiento, para entrar en él, hay dos opciones: o pagas o sacas la tarjeta Explorer pass, el castillo vale 9 L. y la tarjeta 30 L. si se tiene pensado visitar varios castillos además de este, p. ej. Edimburgo vale 14 L. merece la pena.


Después de la visita Marisa, Gema y yo nos quedamos en Stirling mientras el resto se largó a por la Vito, los esperamos junto a The Filling Station para tomar la A-84 con destino a Callander, una turística ciudad con bastantes tiendas típicas, cercana al Lago (Loch) Venachar y situada en la zona boscosa de los Trossachs. Después de recorrer la ciudad compramos algunas provisiones junto a alguna botella de vino y comer en el parque junto al río Teitch, hace sol y se agradece, hay gente descansando en el parque y disfrutando de él. Seguimos la A-84 por el paso de Lenny intentando localizar las cataratas (Falls) de Lenny pero nos fue imposible, después de dar un par de vueltas por la carretera. En Klimahog tomamos la A-821 a lo largo del Loch Venachar y nos desviamos un kilómetro para llegar al Loch Katrine desde donde salen barcos para recorrer el lago y los pueblos situados en sus costas, uno de ellos Glengyle pueblo donde nació el héroe escocés Rob Roy. Hay aparcamientos y zona de compras en el pequeño puerto y un pequeño paseo sobre un puente de madera donde se cuenta la vida del héroe. Seguimos la A-821 en dirección a Aberfoyle donde se encuentra el centro de visitantes del parque forestal de Las Trossachs. Pasamos de largo y bajamos al sur por la A-81 hasta el cruce con la A-811 que tomamos a la derecha con dirección a Balloch, ciudad que conecta con otra mas grande Alexandria y puerto base del Loch Lomond situada en su extremo meridional y uno de los lagos mas grandes de Escocia, con un montón de pequeños islotes en medio, el pueblo no es que merezca mucho la pena pero es un lugar estratégico, damos una vuelta y tomamos un café, de paso vemos la victoria de Nadal sobre el escocés Murray en el torneo de Wimblendon. Tomamos la A-82 que sigue el Loch Lomond por el oeste, el cielo se oscurece y comienza a llover, la vía de ferrocarril circula junto a la carretera, dejamos la cola del lago y entramos en el Valle (Glen) Falloch hasta Criamlarich. Cerca de Clifton abandonamos la A-82 y tomamos la A-85 siguiendo el Glen Lochy, un precioso valle donde merece la pena hacer una parada aunque la lluvia no nos lo permite, el pico (Ben) Lui lo llevamos a la izquierda al igual que el ferrocarril, más adelante llegamos al Loch Awe por su parte más septentrional que vemos sin bajarnos de la Vito, siguiendo la A-85 nos acercamos a Oban y a su esplendida bahía, toca dormir en Oban en el hotel Kathmore http://www.kathmore.co.uk// a 63 libras B&B previamente reservado. Después de una ducha salimos a dar un paseo por el puerto y sacar los billetes para el ferry y pasar a la isla de Mull pero no había plazas a primera hora del día siguiente, la idea era atravesar la isla de Mull y salir por el norte para llegar a Fort William que es donde toca dormir al día siguiente, pero al no tener plaza a primera hora decidimos hacer un recorrido diferente, de todas formas si alguien quiere reservar con antelación esta es la compañía de ferris hacia la isla de Mull http://www.calmac.co.uk// Decidimos cenar en el bar restaurant Cuan Mor, situado en la bahía http://www.cuanmor.co.uk// alrededor de 13 libras p/p eso sí solo un plato principal y la bebida.

jueves, 29 de julio de 2010

Jueves 1 de Julio de 2010. De Mérida a Edimburgo pasando por Barajas

             Partimos de Mérida a primera hora de la mañana: María, Gema, Marisa, Antonio, Carlos y yo, de un tirón nos metemos en Madrid, por la M-40 norte y la M-11 nos metemos en el parking de larga estancia http://www.largaestancia.com/ del aeropuerto de Barajas, que ya reservó Carlos por internet, bastante más económico que el aparcamiento de las terminales. Un pequeño autobús amarillo te deja gratuitamente en la terminal que parte desde el parking. Una comida ligera a base de unos bocadillos preparados en Mérida antes de salir y al avión, vuelo con Easy jet con salida a las 14:40 de Madrid, aunque se retrasa y salimos con 50 minutos de retraso, temperatura de verano en Madrid, día seminublado en Edimburgo aunque buena temperatura, nada más bajar del avión, una furgoneta de la compañía Arnold Clark de alquiler de vehículos nos recoge en el aeropuerto y nos lleva hasta la central de alquiler donde nos entregan una Mercedes Vito previamente alquilada por internet por el amigo Carlos http://www.arnoldclark.com// pero tenemos un pequeño problema, aparte de la conducción británica por la izquierda, la furgoneta es un modelo automático, unas prácticas de cinco minutos solucionan el problema. Cambiamos la hora al reloj, una hora menos en Escocia, sobre las 18:00 horas salimos de la central de alquiler con dirección a Stirling, tierra de William Wallace, tomamos la autovía M9, con precaución por circular por el lado contrario, hay que tener cuidado porque en las autovías hay rotondas y te encuentras con ellas bastante a menudo. En 50 minutos llegamos a Stirling nos alojamos en el Bed & Breakfast (B&B) Castlecroft http://www.castlecroft-uk.com/ como no, reservado previamente por Carlos, un magnifico sitio a 60 libras (1 libra=1.222 euros al cambio en esta fecha), con sus preparativos para el té de la tarde y sus correspondientes pastas en cada habitación. No nos da mucho tiempo a disfrutar de ella, aunque sí para tomar el té rápidamente y salir hacia el monumento a Wallace, aunque parece que es tarde, no hay problemas con la luz, oscurece muy tarde sobre las 11 de la noche y a las 5:15 de la mañana ya es de día, o sea que hay tiempo para aprovechar. Llegamos al aparcamiento para visitar el monumento a Wallace, ascendemos hasta la cima del monte Abbey Craig donde se encuentra situado, es una torre con buenas vistas a Stirling, se puede acceder a la parte alta ascendiendo 246 escalones en escaleras de caracol pero se encuentra abierto entre las 10:00 y las 18:00 horas. Desde el alto del monte se puede apreciar una inmejorable vista de Stirling y del río Forth, sus meandros y las praderas donde se desarrolló la batalla del puente de Stirling donde los héroes escoceses Willian Wallace y Andrew de Moray derrotaron a los ingleses. Recorrimos un pequeño sendero que rodea el Abbey Craig, despacio ya que Gema se encuentra todavía convaleciente de una operación de rodilla pero así nos da para ver todo con más detenimiento. Con la Vito volvemos a Stirling, damos una vuelta por sus calles, buen ambiente en sus cervecerías, nosotros nos vamos a cenar a The Filling Station esto no estaba reservado por Carlos, unas pizzas y listos, nueva vuelta por la ciudad y a Castlecroft que estamos cansados del viaje, mañana será otro día.